¿QUÉ ES EL ESTREÑIMIENTO?

El estreñimiento proviene de una falta de movimiento regular de los intestinos.

Se puede describir como el hecho de tener una defecación poco frecuente o con esfuerzo, generalmente de heces duras y escasas.

Se considera estreñimiento cuando sólo se defeca 3 veces o menos en una semana.

Hay personas que consideran que están estreñidas si no han tenido ni una sola evacuación en el día. Esto no representa una señal de esta condición.

El estreñimiento normalmente viene acompañado de dolor y a veces de incapacidad para defecar después de pujar por más de 10 minutos.

Una persona con estreñimiento puede llegar a sentir falta de energía o cansancio. Y además del malestar general, una persona estreñida puede sentirse llena o hinchada.

Hay dos tipos de estreñimiento:

Primario (funcional)

Está provocado por trastornos en los movimientos intestinales o trastornos asociados con la defecación

  • Tránsito intestinal lento
  • Se da en mujeres jóvenes y se asocia con inflamación, dolor y urgencia para defecar

  • Trastornos de la defecación
  • Es la incapacidad para evacuar el contenido del recto, por alguna retención rectal o por obstrucción

  • Estreñimiento con movimientos intestinales normales
  • Las personas creen estar estreñidas porque perciben dificultad para evacuar

Secundario

Está asociado con el uso de algunos medicamentos, lesiones anatómicas, enfermedades metabólicas (ej., diabetes mellitus, hipotiroidismo) o enfermedades psiquiátricas o neurológicas

Si el estreñimiento tiene una duración de más de dos semanas o regresa después de tratarlo, es importante consultar al médico.

CAUSAS DEL ESTREÑIMIENTO

Mala alimentación

Una alimentación pobre y/o no balanceada, favorece el estreñimiento.

Falta de actividad física

La inactividad provoca poca movilidad intestinal, y por ello puede desencadenarse el estreñimiento

No tomar suficiente agua

El agua que se ingiere ayuda a reponer la que el intestino absorbe y disminuye, por lo tanto, la consistencia de las heces.Es conveniente tomar de 8 a 10 tazas de agua diariamente para evitar el estreñimiento.

Tomar complejos de vitaminas de calcio o hierro

Existen algunos suplementos que contienen calcio y hierro. O algunos antiácidos con aluminio y calcio. Todos estos pueden provocar estreñimiento.

Tomar algunos medicamentos de prescripción

Varios antidepresivos, antihistamínicos y diuréticos, pueden ser causa de estreñimiento.

Tardar en ir al baño aún cuando se siente la urgencia

El tránsito intestinal puede ser normal o prolongado. Malos hábitos, como no evacuar cuando se siente la urgencia, pueden provocar después una evacuación inadecuada o difícil.

PREVENCIÓN DEL ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento se puede prevenir con algunos cambios en los hábitos alimenticios y el estilo de vida. Algunos de estos cambios son:

  • Masticar bien los alimentos, 20 veces cada bocado
  • Consumir suficiente agua natural. Se recomienda tomar 3 vasos de agua en ayunas (1 vaso cada 15 minutos)
  • Desayunar y cenar con frutas
  • El 30% de las comidas diarias debe ser ensaladas crudas
  • Reemplazar parte de las carnes por proteína vegetal
  • Hacer ejercicio, especialmente en la mañana
  • Mantener una alimentación balanceada y evitar las harinas refinadas
  • Evitar los refrescos
Gsk